Las cavas de puros en Madrid contienen objetos de gran valor rodeados de un aura mítica que incluye elementos de placer y máximo refinamiento. Es un privilegio disfrutar de los puros de calidad inimitable que nos brinda el Caribe desde la isla de Cuba.

Entre los accesorios indispensables para la conservación de los puros en condiciones que mantengan intactas las cualidades del tabaco están las cavas de puros en Madrid. Pero existen circunstancias que te gustará conocer, ya que hacen más exquisito y más profundo el placer de fumar, al permitirte apreciar mejor sus notas de sabor que pueden ser de maderas, frutos secos o especias.

Una de estas exigencias es la manera de encenderlos, ya que las varas de cedro es lo ideal, pero también puedes utilizar encendedores de tipo jet. No uses nunca los encendedores a gas o las velas, pues alteran el sabor. Antes de encenderlo debes utilizar un cortapuros de doble hoja, bien afilado, con el fin de evitar que la capa se desgarre. Es inaceptable introducir un objeto punzante en el puro para hacer una abertura, ya que eso compacta el tabaco de la tripa que se encuentra adyacente.

Hay mitos que dicen que los puros de color subido son más fuertes que los de color claro, lo cual es incierto. Tampoco debe apagarse el puro apretándolo contra el cenicero: debes dejar que la brasa se consuma naturalmente. Una vez has decidido no fumar todo el puro, no es recomendable que guardes el resto para fumarlo luego, ya que la segunda vez el sabor estará completamente alterado. Por ello debes escoger puros de un tamaño adecuado a tu hábito.

En Radis Equip nos esmeramos en proporcionarte los mejores equipos para la adecuada conservación de tus puros. Acompáñalos de un buen destilado y de un café muy aromático para una experiencia perfecta.